Estilo de vida

Buenos días,

Os voy a contar alguna otra cosilla sobre mí.

Desde pequeña siempre he hecho mucho deporte, exactamente deporte de competición, hasta los 18 años. Hasta esa fecha mi vida, prácticamente, consistía en estudiar y entrenar pero no me importaba porque hacía algo que me gustaba.

Cuando llegue a los 18 tuve que dejar el deporte que realizaba de competición porque no podía seguir practicándolo, por las horas que suponía de entrenamiento y los horarios de los estudios. Eran incompatible! 😦

Al tiempo, es decir a los 5 años más o menos, de haberlo dejado me hablaron de un equipo que necesitaba gente y decidí que en ese momento podía permitírmelo.

Se trataba de un equipo de gente veterana en el deporte, que habíamos competido entre nosotras toda la vida, pero que les apetecía volver a practicarlo y competir.

No entrenabamos todas las hora que le dedicabamos cuando eramos más pequeñas pero estabamos haciendo algo que nos gustaba y a la vez ejercicio físico que es muy saludable.

El caso es que competimos un par de años y nos fue bastante bien para ser las veteranas:) y después lo dejamos por incompatibilidad de horarios de trabajo de todas. Algunas nos seguíamos juntando para ir al mismo gimansio y realizar alguna actividad pero también dependíamos de nuestros horarios de trabajo. El año antes de quedarme embarazada ya no iba al gimnasio y ocasionalmente salía a correr por mí cuenta.

Llegó el embarazo y no hice nada, iba ha andar de vez en cuando. Y encima me pierden los dulces! Con lo cuál en el embarazo engorde 20 kilos. Después del embarazo, poco antes del verano de 2016, cuando la niña ya tenía 9 meses comencé a cuidarme. Ya había bajado la mayoría de los kilo pero había dos o tres kilos que seguían comingo y no había forma de quitarmelos para llegar al peso inicial del embarazo. Con lo cual estuve yendo a una nutricionista y conseguí bajarlos. Las dietas que me hacía estaban basadas en mis hábitos de vida,horarios y la lactancia. Esos dos meses que hice dieta no hice tampoco nada de ejercicio porque con la niña tan pequeña, estudiando y trabajando la vida no me daba para nada más.

Ese año, después de navidades recuperé esos dos kilos y alguno más 🙂 Al final llegó un momento, que dije hasta aquí! Necesito hacer deporte!!! Me lo pedía el cuerpo pero todas las actividades ya habían empezado, yo seguía trabajando y estudiando. Y cómo no, con la niña; pero ya había comenzado la escuela infantil así que tenía un poquito más de tiempo para mí.

En instagram recibí una solicitud de @entrenadorapersonal _y me puse a cotillear su instagram y su web. Y viendo los resultado que colgaba de sus chic@s y que era prescriptora en entrenamientos para embarazadas y post parto decidí ponerme en sus manos porque nosotras seguíamos con la lactancia.

Primero cogí un mes para pobrar, cuando llegué al objetivo que me había planteado y se acababa el mes. Decidí renovar un mes más, ya nos plantábamos a mitades de Junio, para finalizar el segundo mes.

Durante esos dos meses cogí como rutina llevar a mi pequeña andando a la escuela y cuando volvia a casa hacía el entrenamiento que me había planificado Ainhoa. Sin necesidad de pisar un gimnasio. Además de llevar también una alimetación saludable y muy llevadera, comiendo 5 incluso 6 veces al día.

Después de estar dos meses con ella baje los 3 kilos que me quedaban del embarazo y alguno más. Además de volver a ser yo en cuanto a forma física, supuso un aumento en mi autoestima, ya que me veía bien, me sentia mejor conmigo misma y tenía energía.

Podeís ver en las siguientes fotos el antes y el después.

A pesar de lo tímida y vergonzosa que soy, esto me ayudo a lanzarme a abrir el blog y a contar mis experiencias cómo mamá.

Después continue por mi cuenta teniendo la base que ella me había marcado.

En Mayo del 2019 me volví a poner en sus manos, bueno en manos de su equipo porque ahora son más. En aquel entonces sólo estaba Ainhoa. Esta vez estuve con Lorena, otro amor de chica. Y confié nuevamente en ellas porque al volver a trabajar las 8 horas, estudiando, la casa, la nena; aunque tenía ayuda de la familia y de mi pareja me generó mucho estrés y ansiedad y comencé a descuidar mi alimentación.

Como sabía como trabajaban, necesitaba que alguien me orientase en la alimentación en base a mis nuevos horarios ( con la rotación de los turnos de trabajo). Y cómo no, volví a acertar.

En dos meses que me puse en sus manos baje lo que había cogido de Enero a Mayo y perdí alguno más y todo era cuestión de llevar una alimentación ordenada. Porque en ese momento no tenía tiempo para realizar ejercicio porque, cómo he dicho antes, estudiando, la casa y la peque. Así que todo lo que me movía lo hacía trabajando (no trabajo en una oficina y mí trabajo es bastante físico) o estando con mi peque, con lo cual sólo cuide mi alimentación.

Podéis ver los resultados de antes de empezar y cuando termine. Y a la vez, comparar con los meses que si que hice ejercicio. Decir que al finalizar no estaba en el mismo peso en las primeras fotos que en las de la última vez que contrate su plan de alimentación.

Yo digo o pienso que esos kilos que perdí que yo físicamente y psicológicamente estaba mejor, y bueno las vacaciones, ayudaron a encontrar nuestro positivo tan deseado.

Hoy es el día que llevó o intentó llevar una alimentación saludable haciendo 5 comidas al día y he aprendido a llevar a cabo una estabilidad alimenticia con lo que me han enseñado Ainhoa y su equipo.

En los últimos meses he visto que en su perfil de Instagram se les juzga su trabajo. Unos porque dicen que los planes son monótonos, otros porque no sé creen las fotos que suben a su perfil. Creó que todo depende de las personas, de cómo sean o se lo tomen. La ACTITUD ante las situaciones, de cómo ver el vaso si medio lleno o medio vacío. Creó que es lo más importante en todos los aspectos de la vida. Y a su vez, ser CONSCIENTE que los milagros no existen, que nadie puede comer sano o ir al gimnasio por nosotros. Que si te inflas a pan o te cenas todos los fines de semana una hamburguesa o una pizza de un local de comida rápida no es sano, pero se le puede buscar alternativas cómo preparártela en tu casa sabiendo los ingredientes de la que los acompañas.

PD: No es publicidad. Es mí experiencia. Es mí forma de ver las cosas. Creó que a veces es muy fácil criticar y que deberíamos empatizar más cómo seres humanos que somos.

Un besito,

Judith

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close