¡Al agua patos!

Hola a tod@s!!

Ahora que estamos a punto de comenzar Octubre, mes en el que comienzan las extraescolares. Os quiero contar nuestra experiencia con el agua. La pequeña guindilla lleva yendo a natación desde que tiene cinco meses.

img_0385

¿Cómo surgió la idea?

Tanto mi pareja como yo comenzamos a andar a los 9 meses y eso hizo que nos planteásesmos, que cuando ella cumpliera nueve meses coincidíria con el comienzo del verano y esto nos preocupaba, ya que cada vez se escuchan más casos en los que los niños y niñas tienen accidentes en las piscinas y algunos no sobreviven a ellos.

Teníamos muy claro donde la íbamos a llevar. Es un centro pionero en natación con bebés , ya que mi chico fue en su día 🙂

Antes de comenzar con las clases tuvimos una reunión donde nos explicaron que era una actividad enfocada a un mejor desarrollo del niño, ya que el agua proporciona beneficios en su estimulación. Como consecuencia del ejercicio físico que iba a realizar se iba a originar una mejora física, ya que estos niños son más resistentes a las enfermedades respiratorias. Su psicomotricidad también se iba a ver mejorada, ya que el agua es un medio denso que ofrece resistencia a los movimientos e iba  hacer que ganase tono muscular y tuviese un mejor control postural.


Cada monitor es responsable de cuatro niños o niñas. Estos niños/as entran en la piscina con un adulto que participa activamente durante la media hora que dura la clase. El monitor enseña al adulto como tiene que llevar al niño/a, le da pautas, ya que este le transmite confianza y tranquilidad. Durante la media hora el monitor se divide el tiempo y va cogiendo  de uno en uno a los/as niños/as. En este centro trabajan la posición de espalda, ya que es necesario para que pueda flotar y respirar al mismo tiempo. Hay casos en los que los bebes manifiestan rechazo porque boca arriba se siente inseguros ya que pierden el control de lo que les rodea.

img_0387

En nuestro caso era mi pareja quien se metía en la piscina con ella. En Junio de este año consiguió flotar y sacar la cabeza boca arriba, ya que hasta ese momento solo quería bucear e intentaba sacar la cabeza como los adultos.


El año pasado todavía no éramos conscientes de lo que íbamos a disfrutar este verano viéndole nadar y como la gente en la piscina la iba a mirar atónita con lo que hacía.

Ahora que ya ha cumplido dos años va sola (se nos está haciendo mayor 😦 ) y no podemos ver los avances que hacen cada día, pero hacen exhibiciónes en las que seguramente le veamos un cambio en su evolución.

Espero que os guste!!

Un besazo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close