Lactancia y destete

Hola a tod@s!!

Hoy os quería contar cómo fue nuestra lactancia. Como comente en el post del Posparto, el comienzo no fue fácil porque le costó engancharse bien al pecho incluso salimos con bajo peso del hospital. Estuve a punto de tirar la toalla pero finalmente seguí luchando por lo que quería, que era poder darle el pecho.

Como veía que no me cogia bien el pecho probé a darle con pezoneras. Y oye un acierto! Comenzó a coger bien y a subir de peso que era lo que más me preocupaba. A la vez que utilizaba las pezones también intentaba quitármelas para que fuese cogiendo el pecho sin ellas, pero no hubo manera hasta que cumplió los nueve meses. Una vez que cumplió los nueve meses fue ella misma la que decidió que no las quería.

Cuando comencé a trabajar tuve que empezar, bueno tuvimos que empezar, a meterle un poco de biberón. No era lo que más me apeteciese porque me había costado mucho el enganche pero era lo que había. Yo le daba el pecho antes de irme y cuando volvía y en medio era cuando le daban el bibe.

Ella misma ha ido desvinculándose del pecho poco a poco. Primero comenzó dejando la toma de la comida, si no recuerdo mal fue cuando comenzó en la escuela infantil,ya que la teníamos que dejar a comer. Cuando comenzó la escuela infantil ya tenía un año. Después comenzó a dejar la de la mañana. A continuación dejó la de la tarde, la que hacía cuando yo llegaba de trabajar. La de la tarde la dejo en Marzo más o menos. Hasta ese momento seguía haciendo una toma antes de cenar y otra si se despertaba a la noche.

Entre Abril y Mayo fue dejando la de antes de cenar aunque había días que antes de meterla en la cama me pedía. Y la ultima que dejó fue la de media noche, si se despertaba.

Ahora mismo llevamos un mes desde el destete. A mi parecer creo que ha sido un destete respetuoso porque ella ha decidido cuando dejar el pecho.

Después de 21 meses de lactancia he de decir que me siento muy orgullosa de mí misma por haber conseguido lo que más deseaba en este mundo, que era poder alimentar a mi pequeña dándole el pecho. Si lo pienso de manera fría me da mucha pena que lo hiciese pero a la vez creo que es un bien para todos, ya que pensando de forma egoísta,de esta manera ya podemos escaparnos como pareja y dejarla con los abuelos sin tener que estar agobiados por si se despertará a la noche y no podrá conciliar el sueño porque no estamos.

Por otro lado, cada vez que lo pienso me aparecen dos pensamientos contradictorios. Uno, que me da mucha pena ya que era nuestro momento. Ella y yo, y nadie más. Está claro, que ahora los tendremos de diferente manera esos momentos pero no puedo evitarlo. Y dos, una liberación. En el modo en que ya no depende tanto de mí, que ya va siendo más autónoma e independiente. Está claro que todavía nos necesita y nos va a necesitar durante muchos más años pero ya no va a ser lo mismo.

Durante estos 21 meses de lactancia hemos pasado periodos de crisis que parecía que estaba dejando el pecho. Incluso a los 9 meses, la pediatra a la que llame preocupada porque estábamos pasando un momento de esos me dijo que: “dejase de darle el pecho, que me podía sentir orgullosa de haberle dado durante 9 meses el pecho”. En ese momento sentí un nudo en el estómago y decidí no hacerle caso. Seguí mi instinto y menos mal!

Con este post me despido de la semana mundial de la lactancia materna.

 

Espero que os guste!!

Un besazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close